¿Cómo influenciar desde tu puesto?


11 pasos para lograr influenciar a otros


“La mayoría de las personas tienden a focalizarse en sus pares o colaboradores. Ellos están ocupados en el esfuerzo más que en los resultados. La preocupación está en lo que la Compañía o los líderes le “deben” o deberían hacer por ellos. Son conscientes de la autoridad que “deberían tener”. El resultado es convertirse en ineficaces.” – Peter Drucker

Podemos marcar la diferencia de manera positiva, aunque no tengamos reportes directos, pares o colaboradores.

En este artículo encontrarás 11 pasos que te ayudarán a mejorar el desempeño en el trabajo, influenciando a las personas que toman decisiones, ya sean pares, colegas, superiores o reportes directos.

  1. Aceptar los hechos: Todas las decisiones que afectan nuestra vida son hechas por personas que tienen el poder de tomar esa decisión, no es la “persona indicada” ni la más “inteligente” o la “mejor”. Aceptemos este hecho. Una vez que aceptamos que la persona que tiene el poder de tomar las decisiones, siempre las toma y dejamos de lamentarnos diciendo “la vida no es justa”, mejor será la forma en que influenciemos a otros y marcaremos la diferencia de manera positiva. También seremos más felices. Siempre se puede marcar la diferencia, aunque no tengamos reportes directos.

  2. Ser consciente que debes vender tus ideas. Cuando presentamos nuestra idea a las personas que toman decisiones, es responsabilidad nuestra vender esa idea, no es responsabilidad de ellos comprarla. En muchos casos, influenciar a las personas que toman decisiones es similar a vender productos o servicios a clientes externos. Ellos no están obligados a comprarlo – nosotras tenemos que vendérselo. Un vendedor que se queja de sus clientes por no vender nada no impresiona a nadie. Mientras que la importancia de ser responsable puede sonar obvio en el Equipo de Ventas, una gran cantidad de personas que trabajan en grandes corporaciones pasan muchas horas quejándose de sus jefes directos porque no compran sus ideas. La clave del proceso de influenciar a otros involucra la educación de las personas que toman las decisiones. El mejor influenciador necesita ser un buen maestro.

  3. Focalizar en la contribución a largo plazo-no solo en cumplir con los objetivos. Una persona de ventas efectiva nunca le diría a un cliente: “Necesitas comprar este producto, caso contrario, nunca alcanzaré mis objetivos”. Los vendedores efectivos empatizan con las necesidades de los compradores, no con las propias. De la misma manera, los influenciadores efectivos alinean sus objetivos y los de su equipo con las necesidades de la organización.

  4. Luchar para ganar las grandes batallas. No gastes tus energías y capital intelectual en temas triviales. El tiempo de los/las Ejecutivos/as es limitado. Debemos hacer un análisis minucioso de las ideas antes de desafiar al sistema. El foco debe estar en todo lo que marque una diferencia real, no en puntos que no tienen gran importancia.

  5. Presenta un análisis de la relación costo-beneficio-no solamente vendas el beneficio. La mayoría de las organizaciones cuentan con recursos, tiempo y energía limitados. Muchas veces si aceptan tu idea, deberán quizás, rechazar otra. Siempre tenés que estar bien preparada para afrontar todo tipo de discusión de costos de tu idea.

  6. “Tomar desafíos” en cuestiones que involucran la ética y la integridad – nunca se queden calladas en cuestiones de violación a la ética. La mejor empresa puede ser severamente dañada por una sola violación a la integridad corporativa. Espero que jamás les pidan hacer algo que represente una violación a la ética. Si alguna vez sucediera, rehúsen hacerlo e inmediatamente comuniquen a algún superior su preocupación.

  7. Ser consiente que la gente poderosa también comete errores. Nunca decir, “Me sorprende que alguien en este nivel…” Es realista esperar que los responsables de la toma de decisiones sean competentes; no es realista esperar que sean otra cosa que humanos normales. Aun el mejor de los líderes son humanos. Todos cometemos errores. Cuando un líder comete errores, enfócate más en ayudarlo/a que en juzgar.

  8. No ser irrespetuoso. Trate a los tomadores de decisiones con la misma cortesía que trataría a los clientes. Si bien es importante evitar adular por demas a los que toman las decisiones, es tan importante evitar la reacción opuesta. Antes de hablar, generalmente es bueno hacer una pregunta desde cuatro perspectivas. “Este comentario ayuda 1) a nuestra empresa 2) a nuestros clientes 3) a la persona con la que hablo, y 4) a la persona sobre la que hablo?” Si la respuesta es no, no, no y no, no lo digas!

  9. Apoyar la decisión final. No le digas a tus reportes directos, “Me hicieron decirte.” Asumiendo que la decisión final de la organización no es inmoral, ilegal o anti ética, atrévete a ayudar a hacerla cumplir. Gerentes que constantemente dicen, “Me dijeron que te diga” a los colaboradores, son vistos como mensajeros y no como líderes. Trata a los que toman decisiones de la misma manera que deseas ser tratado si los roles fueran invertidos. Si apuñalas a tu jefe por la espalda en frente a los reportes directos, que es lo que le estas enseñando a hacer cuando ellos no estén de acuerdo contigo?

  10. Hacer una diferencia positiva – no trates solamente de ganar o tener la razón. Podemos centrarnos más fácilmente en lo que otros hacen mal que en cómo podemos mejorar las cosas. Una guía importante para influir es recordar siempre su objetivo: hacer una diferencia positiva para la organización. Concéntrate en marcar la diferencia Cuantas más personas puedan estar "en lo correcto" o "ganar" con tu idea, es más probable que tu idea se ejecute con éxito.

  11. Enfócate en el futuro—Deja el pasado atrás. Uno de los comportamientos más importantes a evitar es quejarse sobre el pasado. Alguna vez has conocido a alguien que constantemente se queja sobre lo mal que están las cosas? Nadie gana. La gente exitosa gusta de obtener ideas que los ayuden a alcanzar sus objetivos a largo plazo.

En resumen, piensa en todos los años que has invertido en “perfeccionar tu oficio”. Piensa en todo el conocimiento que has ganado. Piensa en como tu conocimiento puede beneficiar a tu organización. Cuánta energía has invertido en adquirir todo este conocimiento? Cuánta energía has invertido en presentar tus ideas a las personas que toman las decisiones con el objetivo de marcar la diferencia? Nuestra esperanza es que hagamos una inversión en aprender cada día más en cómo influenciar a las personas que toman las decisiones para así, poder marcar una gran diferencia en el futuro de la organización.

Link artículo original http://linkd.in/10wMNme


16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo