“A veces necesitamos romper las reglas” Bonnie Low Kramen



Tras un momento de tensión emocional, Bonnie rompe el silencio y dice: "a veces necesitamos romper las reglas…" Fue una sorpresa escuchar decir a una persona, que trabajó de asistente por décadas y que vive en un país tan ordenado como Estados Unidos, que a veces es necesario romper las reglas.

Este comentario fue posterior a que una de las asistentes al curso que hicimos en mayo con Bonnie, contara que una amiga suya se había salvado de morir en el ataque a las torres gemelas porque ella misma se había auto evacuado, no haciendo caso a los comentarios y directivas que le decían sus compañeros y superiores, de esperar y no salir en ese momento, ya que no se habían disparado las alarmas y por consiguiente debían esperar las ordenes para evacuar. El resultado de su desobediencia fue salvarse del mayor ataque terrorista en la historia de Estados Unidos.

Si observamos a los adolescentes, son expertos en romper las reglas, están en esa etapa donde desafían a todos y a todo. A medida que crecemos, dejamos de lado ese costado rebelde. Entonces, que tal si nos contagiamos un poco de ese espíritu cuestionador y empezamos a analizar si en nuestras vidas hay situaciones que requieren salir a romper alguna regla?

Pensamos que no siempre romper las reglas este mal, si bien los que vivimos en los países latinoamericanos vemos que es moneda corriente estar desafiando la ley, a veces es necesario. Uno tiene que ver donde es necesario revelarse y poder hacerlo, no es que siempre vamos a hacerlo. Creemos que es importante prestarles atención a esas sensaciones que a menudo nos dicen que algo anda mal o que algo necesita un cambio, o cualquier otra molestia emocional que estemos atravesando y que nos incomoda. Quizás queda solo en sensación y no pasa nada, pero si la podemos observar y tenerla en cuenta para estar atentos y alertas, quizás eso nos ayude en el plano tanto profesional como personal.

En los países de nuestra región, las asistentes, cuando tienen ese sentimiento que proviene de las entrañas, que nos dice que algo anda mal, ¿qué hacemos? ¿le prestamos atención? ¿estamos preparados para romper alguna regla? ¿Qué cualidades, requisitos, necesita una persona para romper las reglas? ¿Se necesita autoconocimiento, autoestima, valentía, agallas? ¿Algunas asistentes se animan más que otras, dependiendo del país en el que vivan? ¿Por qué? Estos son algunos de los interrogantes que les dejamos para que se autoevalúen y piensen: ¿soy capaz de romper las reglas en el lugar correcto y en el preciso momento?


45 vistas

Entradas Recientes

Ver todo