EXPERIENCIA DELTA Navegando Ríos y Riachos del Paraná


Estrenamos nueva columnista! Laura Gall de Lihue Expediciones, quien compartirá con nosotras todos los meses notas sobre viajes y experiencias únicas dentro de nuestra querida República Argentina. A disfrutar de sus relatos!

Julian Giachello, es oriundo de “la isla”. Nacido y criado en el delta del Paraná, mas allá del Paraná de las Palmas donde según dicen los lugareños, están los verdaderos isleños. Se crió entre ríos y riachos. “Sul fuimi” como diría su abuelo que no podía esconder sus raíces italianas. Conoce los caprichos del delta con sus bajantes, y sus grandes crecidas, su corriente, sus bancos de arena. Laberintos de arroyos, que serpentean entre islas, alguna de ellas habitadas, otras salvajes, otras productoras de madera de álamo, otras con casas de fin de semana. No falta nada en este ecosistema tan único en el mundo: puentes peatonales, escuelas, iglesias, artesanos, lanchas colectivo que unen cada rincón con el otro, la lancha almacenera, la lancha ambulancia, todo un mundo entre ríos. Julián los conoce a todos. 

Rio Macho: Rio Paraná avanza con fuerza. Llega desde Brasil, recorriendo mas de 2400 km. Agua cargada de limo, le da su color marrón tan particular. Un rio que forma un gran delta gracias a la planicie de la pampa que atraviesa y al mar que si bien lejos marca el ritmo de la marea. La corriente se invierte cada 6 h siempre y cuando el viento no interfiera intensificando la crecida o la bajante. Genera un momento en el que agua esta inmóvil, el limo decanta, genera un banco de arena, que será colonizado primero por juncos, luego por los primeros arboles, y en unos años una nueva isla se habrá formado. Año a año mas islas, nuevos riachos que serán ríos o desaparecerán dentro de una isla. Camalotes que van y vienen. Un paisaje de cambios constante, primaveras de verdes claros y floridas, veranos de sombras frescas, otoños coloridos, inviernos característicos por el azul del cielo y los árboles desnudos. Los sauces llorones se vuelcan hacia el agua, el ceibo colorea la costa con su flor, la madre selva y el azar inunda el ambiente de un perfume suave y delicado. La melancolía de un pasado glorioso, la vibra de un presente de pura naturaleza a apenas pocos km de una aglomeración de mas de 10 millones de habitantes. El Martín Pescador, el benteveo, el zorzal, la garza que toma vuelo. El delta no deja de sorprender. Terminan las islas comienza el río de la Plata que vuelca sus aguas en el océano Atlántico luego de un recorrido de mas de 150 km. Ancho tan ancho que la vista se pierde en el horizonte. Atardeceres mágicos.

Desde el 2007, Julián, junto con Anahy, su mujer se lanzaron a compartir su cariño por su delta, navegando por arroyos y riachos. Vida a bordo es parte de la experiencia delta. Fondeando esperando la magia del atardecer.  Una siesta en la cucheta, un almuerzo, un chapuzón para refrescarse, visitar lugareños, navegar entre ríos y riachos. Enamorados de los cruceros con alma e historia, compraron a

“CONNIE”, un clásico de Madera construido en 1942 en el astillero Badder, lo restauraron y están listos para recibirte a bordo. Para tener en agenda

Experiencias en Argentina: Lihue Expediciones viajes@lihue-expeditions.com.ar


63 vistas

Entradas Recientes

Ver todo